Cristianos de Irak: el 80% ha ‘desaparecido’

Traducción del texto original: Iraq’s Christians: Eighty Percent Have “Disappeared”
Traducido por El Medio
Tomado de Gatestone Institute
https://es.gatestoneinstitute.org/12357/irak-cristianos-desaparecido

La persecución contra los cristianos es hoy peor que “en cualquier periodo de la Historia”, reveló un reciente informe de la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada. Resulta que Irak es una “zona cero” en lo relacionado con la “erradicación” del cristianismo de las páginas de la Historia.

Los clérigos cristianos iraquíes han llevado un símbolo negro a modo de luto por las últimas víctimas de la violencia anticristiana: un joven trabajador y una familia entera de tres miembros. “Esto significa que no hay lugar para los cristianos”, declaró el padre Biyos Qasha, de la iglesia de Marios, en Bagdad. “Se nos ve como a corderos a los que se dará muerte en cualquier momento”.

Unos días antes, milicianos chiíes descubrieron una fosa común con los cuerpos de 40 cristianos en las inmediaciones de Mosul, antiguo feudo del Estado Islámico y capital del cristianismo iraquí. Aparentemente, los cuerpos –había mujeres y niños– pertenecían a cristianos secuestrados y asesinados por el ISIS. Muchos llevaban crucifijos. No se ha publicado un solo artículo en los grandes medios occidentales sobre esta operación de limpieza étnica.

El gran rabino de Francia, Haim Korsia, ha hecho una petición urgente a Europa y al resto de Occidente para que defiendan a los no musulmanes de Oriente Medio, a los que asoció con las víctimas del Holocausto. “Así como nuestros padres llevaron la estrella amarilla, a los cristianos se les hace llevar la letra escarlata nun”, dijo Korsia. La letra hebrea nun tiene el mismo sonido que el principio de nazarín –el término árabe que alude a los naturales de Nazaret y a los cristianos–, y el Estado Islámico la utilizó para marcar las viviendas cristianas en Mosul.

Un nuevo informe de la Iraqi Humans Rights Society ha revelado que las minorías iraquíes, como los cristianos, los yazidíes y los chabaquíes, son víctimas de un “genocidio a cámara lenta” que está destruyendo sus comunidades ancestrales hasta el punto de su desaparición. Las cifras son elocuentes.

Según el informe, el 81% de los cristianos de Irak ha desaparecido. Para los sabeos, comunidad devota de San Juan Bautista, los números son aún peores: el 94%. En cuanto a los yazidíes, el 18% ha muerto o abandonado el país. Otra organización de defensa de los derechos humanos, Hammurabi, informa de que en Bagdad había 600.000 cristianos en el pasado reciente: hoy sólo hay 150.000.

Estas cifras podrían ser la razón por la que Charles de Meyer, presidente de SOS Chrétiens d’Orient, acaba de hablar de la “extinción de los cristianos”. Por su parte, el padre Salar Kayo, del Comité para la Reconstrucción de las Iglesias de Nínive, se ha referido a la posibilidad real de que el cristianismo “desaparezca de Irak”.

Numerosos templos y lugares cristianos han sido destruidos por extremistas islámicos, como la Iglesia de San Jorge, la iglesia caldea de la Virgen María –atacada con un coche bomba– y la iglesia armenia de Mosul –incendiada–. En esta ciudad se han demolido cientos de viviendas cristianas, y derribado campanarios y cruces. El clero iraquí ha alertado de que “las iglesias están en peligro”.

QARAQOSH, IRAQ – NOVEMBER 08: A fighter from the NPU (Nineveh Plain Protection Units) waks through a destroyed church on November 8, 2016 in Qaraqosh, Iraq. The NPU is a military organization made up of Assyrian Christians and was formed in late 2014 to defend against ISIL. Qaraqosh, a largely Assyrian City just 32km southeast of Mosul was taken by ISIL in August, 2014 forcing all residents to flee, the town was largely destroyed with all of the churches burned or heavily damaged. The town stayed under ISIL control last week when it was liberated during the Mosul Offensive. (Photo by Chris McGrath/Getty Images)

Un combatiente de las Unidades de Protección de la Llanura de Nínive (UPN) camina sobre las ruinas de una iglesia destruida en Qaraqosh, Irak, el 8 de noviembre de 2016. Las UPN son una milicia de cristianos asirios formada a finales de 2014 para hacer frente al ISIS. Qaraqosh es una ciudad mayoritariamente asiria próxima a Mosul que fue tomada por el ISIS en agosto de 2014 y liberada en noviembre de 2016. (Foto: Chris McGrath/Getty Images).

Trágicamente, los cristianos de las zonas que antes estaban bajo control del califato han sido traicionados por numerosos actores occidentales. Los Gobiernos han ignorado su trágico destino. Los arzobispos a menudo tomaban distancia y no denunciaban la persecución. Los medios han actuado como si considerasen que esos cristianos son agentes del colonialismo que merecen ser expurgados de Oriente Medio. Y las llamadas organizaciones de defensa de los derechos humanos los han abandonado.

La opinión pública europea, supuestamente siempre dispuesta a alzar la voz contra la discriminación de las minorías, no ha dicho una sola palabra sobre lo que Ayaan Hirsi Ali ha denominado “guerra contra los cristianos”.

Algunas comunidades, como los pequeños enclaves cristianos de Mosul, se han perdido para siempre. El patriarca siriaco-ortodoxo Ignacio Efrén II afirma que hay un “peligro real” de que el cristianismo acabe siendo mero material de “museo” en Oriente Medio, y que Irak ha perdido entre el 80 y el 90% de su población cristiana.

Unos pocos poblados cristianos han iniciado un lento y doloroso proceso de reconstrucción con fondos donados principalmente por organizaciones internacionales como US Knights of Columbus y Ayuda a la Iglesia Necesitada. El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, prometió hace poco que ayudaría a estos cristianos. Las palabras deben acompañarse de hechos. Los cristianos que sobrevivieron al ISIS no pueden depender hoy únicamente de la ayuda de iglesias y grupos privados.

Entre los Gobiernos europeos, sólo Hungría ha adoptado una posición de principio y abiertamente comprometida con la salvación de la Cristiandad iraquí. Recientemente, el Gobierno húngaro inauguró un colegio para cristianos desplazados en Erbil; el ministro de Recursos Humanos, Zoltan Balog, asistió al acto.

Imaginemos si otros países europeos, como Francia y Alemania, hubiesen hecho lo mismo. El sufrimiento de los cristianos de Irak sería hoy mucho menor y su número sería mucho mayor.

Occidente no estuvo dispuesto a dar cobijo a estos cristianos cuando el ISIS asesinó a 1.131 y destruyó 125 de sus iglesias. Debemos estar a su lado antes de que sea demasiado tarde. Después de los desplazamientos masivos y las fosas comunes, debemos ayudar a los cristianos a recomponerse en las tierras donde su gente fue martirizada. De lo contrario, se perderá para siempre hasta la mínima esperanza de oír el sonido de las campanas cristianas en ancestrales tierras bíblicas.

Anuncios

El Islam y Los Gays

Vídeo dedicado a los gays y en general a los miembros de la comunidad LGTBI que defienden y respaldan el Islam

El Islam es uno de los problemas mayores que tiene el mundo actual

Tomado de religiones en libertad se respetan los derechos de autor

El Islam es un movimiento social político inhumano que incita a unos seres humanos a odiar a otros seres humanos y la shari’a busca imponer su monstruosa tiranía en el territorio de la libertad y la dignidad humana.

Los agitadores musulmanes quieren hacernos creer que el Islam es la solución, a todos los problemas políticos, económicos y morales de todas las sociedades. Según ellos, el Islam es la solución para la humanidad, el remedio universal, sin explicarnos nunca por qué en los países donde domina el Islam, son la viva imagen del fracaso, del desorden y de la tiranía erigida en sistema único de gobierno. En realidad, el Islam nunca es la solución, al contrario es el causante de la barbaridad y la movilización. El Islam es un régimen cuyas leyes son crueles hacia las poblaciones sometidas a él, ya que prevén la desigualdad de derechos, discriminaciones y castigos brutales y degradantes, y por otra parte es una ideología que justifica, en el nombre de un “Dios” su Dios, la persecución de los no musulmanes. El Islam o Muhammad, el fundador del Islam, ordena a sus seguidores a ser enemigos a las otras religiones y tratarlos como tales, combatir contra ellos hasta la conversión, si no a la esclavitud o matarlos. Ṣaḥiḥ Al Bujari, Bab Al- Iman, Ḥadiṯ N. 25, habla del Ẏihad: “Muhammad dijo: Dios me ordenó a luchar contra todos aquellos, que no manifiestan la declaración de la Fe musulmana “No hay más dioses que Allah, y Muhammad su mensajero”, deben de rezar, dan la limosna y ayunan el mes de Ramadán. Si hacen todo eso están salvos, si no lo hacen tienen la muerte segura”.

El Islam es uno de los problemas mayores que tiene el mundo actual, uno de los principales peligros para la paz de nuestra época, especialmente para el Occidente. En todo el Occidente se están levantando mezquitas, algunas de ellas de dimensiones faraónicas. Mientras, en los países islámicos iglesias templos cristianos o de otras religiones son destruidos a diario. La construcción de iglesias cristianas está prohibida o sujeta a múltiples obstáculos y dificultades en casi todos los países árabes islámicos.

La amenaza más grande para nuestra civilización para el próximo medio siglo es el islamismo. Estamos viviendo un avance del islamismo que gravita cada día más hacia las filosofías islamistas que vemos en Arabia Saudita e Irán. Ese movimiento hacia el radicalismo islámico se ha acentuado con la llamada “Primavera Árabe”, que ha llevado a los Hermanos Musulmanes y demás salafistas al gobierno en países como Túnez, Libia y Egipto. Sin embargo, esta amenaza contra nuestra propia democracia y nuestra libertad de expresión, esta llevada a cabo por nuestros propios políticos, por nuestros poderes judiciales y por muchos de nuestros medios de comunicación. Un ejemplo tal vez más estúpido ha tenido lugar en el Yorkshire en Inglaterra, hace algún tiempo, en un hospital, las enfermeras recibieron la instrucción de colocar las camas de los pacientes musulmanes hacia la Meca cinco veces al día. Apuesto que esto no se hace en países musulmanes como Turquía o Pakistán. En los comedores escolares de algunos países Occidentales, los chavales se ven obligados a consumir carne de animales sacrificados según las reglas islámicas halal, sean musulmanes o no. Además en algunas piscinas públicas unos días especiales han sido reservados para los musulmanes, los infieles no musulmanes tienen prohibido bañarse durante los “días musulmanes”.

Numerosos países, desde EEUU hasta los Estados asiáticos, se sienten amenazados ante la circulación de esta religión. Gracias a nuestros políticos, el Islam volverá a Europa, después de haber sido expulsado del continente en dos ocasiones. Los cristianos les quedarán la elección de convertirse o de pagar la llamada yizia, impuesto obligatorio para los cristianos que deseen residir en países islámicos. Todo parece indicar que esta perspectiva, en un principio completamente irreal, podría acabar convirtiéndose en realidad. La seguridad con la que el Islam se expande por el mundo se debe a sus inquebrantables tradiciones y a la religiosidad que deja bastante mal a los europeos, en plena crisis de valores de la familia y hambre espiritual. Los recursos financieros de la comunidad islámica también tienen gran importancia para esta conquista del mundo. A diferencia de otras religiones, empezando por la cristiana y acabando por el judaísmo, el Islam se encuentra en estos momentos en activa expansión. Y de acuerdo con los principios religiosos y prácticos que le son propios, busca ampliar su esfera de influencia a los más variados niveles. En concreto, a nivel de migración y también a nivel de corrientes agresivas que pretenden basarse en el Corán y las escrituras sagradas, para asegurar que han de arrasar por doquier y construir un califato mundial.

La principal pregunta que preocupa en estos momentos a mucha gente es si el aumento de la población musulmana en los territorios europeos llevará a la islamización de Europa. Ya se ha mencionado que algunos líderes extremistas no dudan de ello, pero los políticos europeos intentan pasarlo por alto, aparentando que los musulmanes no se diferencian en nada del resto de las minorías étnicas y religiosas. No obstante, la aplicación de esta técnica no ayudará a solucionar el problema, cuya existencia es indiscutible. Solo fomentará el aislamiento de las comunidades musulmanas y el aumento de la influencia del Islam político, capaz de convertirse en un futuro no demasiado lejano en una amenaza real para la civilización europea.

200 Euros al mes, es lo que cobran todas las mujeres musulmanas que viven en Europa para llevar el velo en los países de la Comunidad Europea de Arabia Saudí, a través de un organismo. En España, estas mujeres cobran a través de cajas de ahorros catalanas y a través de grandes bancos españoles, que hacen la vista gorda porque para ellos es un gran beneficio económico, pues por una parte les entra todo ese dinero y por otra esas musulmanas se convierten en sus clientes. ¡Esto explica el número considerable cada vez creciente de mujeres con velo en Europa en general y España en particular! Esto no es un invento, más bien es una triste realidad. Hoy pues, las mujeres son pagadas para señalar su pertenencia al Islam al llevar el velo y nuestros bancos y cajas participan del tema.

En España en Baleares, Alcúdia (Mallorca) hace poco tiempo, la Guardia Civil ha detenido a un radical islámico que decía haber sido enviado por Allah para matar a todos los españoles y que tenía unos amigos terroristas que podían poner bombas y que aseguró, no le importa morir, si tiene que morir morirá, pero llevará a unos cuantos con él. En el relato policial, señalan que el detenido, es alumno de una conocida academia de peluquería de Palma, y en el último año a raíz de un viaje realizado a su país de origen Túnez, había experimentado una radicalización. En sus confesiones hacía “referencia a su condición de musulmán y constantes amenazas de muerte, además pronto los musulmanes vamos a ser los reyes del mundo”.

En el corazón del Islam, en Arabia Saudita, se prohíbe llevar públicamente cualquier símbolo religioso que no sea musulmán. Es imposible construir ningún edificio religioso que no sea una mezquita. Sin embargo, Arabia Saudita es el mayor financiero del islamismo en el mundo entero. Los islamistas no se privan de ofender a los “infieles” entre ellos a nosotros “los cristianos” y lo consideran como un derecho, pero nosotros no tenemos el derecho de criticar o rechazar el Islam, como ejemplo, algunos musulmanes, tanto en España como en otros países del mundo, me llaman de todo menos “guapo”, por expresar mi opinión sobre el Islam, otros no musulmanes me califican como “políticamente incorrecto”. En estos momentos todavía se puede evitar este dramático guión y cabe la esperanza de que nuestros políticos Occidentes sepan evitar la gran aminaza islámica del siglo XXI.

Más información:

Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego, León- España, 2012.
Raad Salam Naaman, Todo Sobre el Islam, Editorial Monte Riego, León- España, 2013.

El orígen del ser humano explicado con dibujos

En el siguiente vídeo se explica con claridad el origen del ser humano. Se hace de una manera sencilla y clara.